Historia Puentes Global II


Las limitaciones que observamos en Avanza nos llevan a trabajar con los emprendedores individualmente. Los buenos resultados nos llevan a buscar la manera de ampliar los usuarios, para lo cual contamos con estudiantes de IE, una escuela de negocios con sede en Madrid y reputada a nivel mundial.



En el artículo anterior hablamos de Avanza, talleres para grupos reducidos de emprendedores inmigrantes en el que les guiábamos en el diseño de su proyecto. Con el tiempo, vimos las limitaciones del trabajo en grupo, fundamentalmente, que los participantes tenían proyectos muy diversos, y en distinto nivel de desarrollo, con lo cual vemos la necesidad de trabajar individualmente con cada emprendedor.


Nace así Helix a partir de 2015, un proyecto mediante el que prestamos un servicio de consultoría a emprendedores de base, siempre utilizando enfoques y metodologías avanzados adaptados a sus expectativas y necesidades.


Hélix, como antes Avanza, sigue teniendo como objetivo capacitar a los emprendedores para que mejore la gestión de sus proyectos, además de la finalidad propia de la consultoría de ofrecer soluciones concretas a problemas específicos.


Al tiempo que ponemos en marcha Helix, comenzamos a elaborar de manera sistemática contenidos referidos a emprendimiento y gestión de empresas, desde estrategia a marketing o finanzas. Hablamos de herramientas, con sus respectivos manuales de instrucciones, a utilizar por el consultor con su cliente.


Los resultados obtenidos en Helix nos llevan a pensar en cómo ampliarlo. Puentes Global es una organización con una estructura reducida, y tenemos que buscar personas interesadas en apoyarnos a prestar este servicio a nuestros usuarios.


Encontramos a estas personas en IE (Instituto de Empresa), una de las escuelas de negocios más importantes a nivel global, y con la que Puentes Global tiene una relación estrecha.

En un primer momento contamos con estudiantes de MBA que prestan este servicio de consultoría como su Trabajo Fin de Master, tutorizados por un profesional de Puentes Global. Comenzamos, además, a trabajar no solo con emprendedores, personas que quieren poner una idea en marcha, sino también con microempresarios, personas, generalmente autónomos, que tienen un pequeño negocio en marcha.


Ampliamos, también, el foco en nuestros usuarios, y comenzamos a prestar este servicio a organizaciones sociales, apoyándoles en la mejora.


Vemos que podemos extender más todavía Helix, y comenzamos a trabajar con estudiantes voluntarios de IE. Aspiramos a convertirnos en una organización de voluntarios, donde estos tengan una labor clave, no solo de prestar servicio a nuestros usuarios, si no a la hora de definir y mejorar el mismo.


Llegamos así al curso 2019-2020, donde llegamos a contar a unos 80 estudiantes, voluntarios o en el marco de su TFM, apoyando a una treintena de emprendedores, microempresarios y organizaciones sociales.


Al tiempo, y desde el curso anterior, llevamos a cabo un proyecto en un centro de Formación Profesional de Madrid para apoyar a estudiantes en el desarrollo de sus proyectos de emprendimiento. Y nos damos cuenta de que lo más importante no es que acaben lanzando sus proyectos, si no ayudarles a desarrollar una serie de competencias clave no sólo para emprender, si ni para mejorar sus expectativas laborales.


Todo apunta a que hemos encontrado un modelo que nos permitirá crecer como organización. Pero la crisis sanitaria del COVID y el brusco confinamiento paran en seco esta vía de crecimiento.