Desajuste en el mercado laboral

Si las palabras más escuchadas en el 2020 fueron “confinamiento” y “adaptarse”, las del 2021 fueron “vacunación” y “recuperación”. A medida que se fueron abriendo las economías y diferentes sectores pudieron operar con más libertad, una nueva problemática empezó a afectar esta recuperación económica. Por un lado, el desempleo había llegado a cifras no vistas desde la crisis financiera del 2008, y por el otro, había empresas que no encontraban trabajadores para llenar sus vacantes. ¿A qué se debió este desajuste tan marcado en el mercado de trabajo de las economías avanzadas? Veamos.


Desde enero del 2021 diversas cadenas de comida rápida en Estados Unidos llenaron sus ventanas con letreros de Now Hiring (estamos contratando). Pero se encontraron con un mercado laboral donde no había demanda por parte de los trabajadores. Muchas cadenas empezaron a subir los salarios a $15 dólares por hora, algo nunca antes visto en estos sectores, para tratar de hacer sus ofertas más atractivas. Aun así, no encontraban personal disponible y tenían que cerrar antes de tiempo y no ofrecer horarios de desayuno.


En el Reino Unido pasó algo similar, las empresas de transporte de mercancía no encontraban conductores para sus camiones. El Brexit y el Covid causaron la tormenta perfecta para que no se encontraran personal cualificado para llevar de un lado a otro mercancías. Esto causó problemas en las cadenas de suministros e hizo que todo se volviera mucho más costoso transportar mercancías, que no se encontraran productos en los supermercados y por supuesto, una subida sustancial en los precios.


Y España no fue la excepción. En la encuesta realizada por el Banco de España a las empresas sobre la evolución de su actividad, se reflejó algo muy parecido. Casi el 30% de las empresas españolas estaban teniendo problemas para contratar y retener personal. En algunos sectores esta cifra puede llegar al 40% como son en la construcción y la agricultura seguida por la hostelería con un 36%.


Los flujos migratorios afectados por la pandemia pueden explicar en parte este fenómeno, pues generalmente estas vacantes son cubiertas por mano de obra extranjera. Y solo es en parte, porque la pandemia trajo dos cambios fundamentales que llegaron para quedarse.


Por un lado, hubo un cambio fundamental de prioridades y comportamiento de los ciudadanos. Ahora se resisten mucho más a aceptar ofertas de trabajo que no son lo suficientemente atractivas o simplemente son precarias. Por eso se habla de la guerra por el trabajador. Donde las empresas compiten entre ellas para ofrecer las mejores condiciones posibles para captar la poca mano de obra disponible. En estos momentos el poder de negociación está en el lado del trabajador y es muy posible que no solo los salarios monetarios suban, sino también los salarios emocionales.



Por otro lado, la disrupción tecnológica a través de toda la cadena de operaciones y todos los sectores, hizo que se empezaran a demandar cada vez más habilidades tecnológicas. Esta demanda solo va seguir acentuándose en los próximos años. Por eso, es de suma importancia brindar herramientas al mercado laboral español para re-entrenarlos en estas nuevas habilidades demandadas por las empresas y a los jóvenes que están a punto de entrar en él. Para así, ajustar nuevamente el mercado entre oferta y demanda y que España no pierda competitividad frente a sus pares.


Desde Puentes Global queremos aportar nuestro granito de arena, por eso desde mayo del 2020 aceptamos la invitación de IBM para aportar cursos en su plataforma Skillsbuild. Esta plataforma gratuita está enfocada en aspectos tecnológicos y tiene capacidad de divulgación global. Invitamos a que le eches un vistazo o la compartas con alguien que esté buscando empleo y quiera desarrollar sus habilidades tecnológicas.