¿Porqué lo llamamos "mercado de trabajo"


Veíamos hace unos días que para llevar a cabo con éxito una profesión es necesario querer, saber y poder.


Pero más allá de esto, es necesario hacer un análisis lo más objetivo posible de lo que supone un trabajo concreto. Suele pasar que cuando tenemos una vocación profesional muy clara, nos focalizamos en los aspectos positivos de esta profesión: el buen sueldo o el reconocimiento social.


Pero no tenemos en cuenta otros aspectos, como la mucha dedicación en horas que exige o el alto nivel de competencia entre profesionales.


Veamos algunas cuestiones que conviene plantearse.


Para empezar, si hablamos de “mercado de trabajo” es, justamente, porque también en lo relativo al empleo funciona la oferta y la demanda. Para un determinado perfil profesional, las empresas demandan trabajadores, y la demanda (por parte de las empresas) puede superar a la oferta (trabajadores dispuestos a ocupar esos puestos). O puede ser el caso contrario: para determinados puestos, faltan profesionales.


Así que la primera pregunta que tendrás que hacerte es: para este puesto de trabajo, y en el lugar en que estoy dispuesto a moverme (sea una ciudad, una región o un país) ¿hay más demanda (empresas que buscan profesionales) o más oferta (personas que buscan ese puesto)?


Y como otros mercados, el del trabajo (y, en concreto, el de una profesión en un determinado lugar) es dinámico. Así que esta pregunta te la tienes que hacer para un momento concreto: sabemos, por ejemplo, que en periodos como Navidad hay mucha demanda por parte de tiendas, que buscan vendedores; o podemos imaginar que la demanda de camareros sube en verano.


Además, todos somos conscientes de que hay actividades profesionales nuevas (todo lo que tenga que ver con explotación de datos, por ejemplo), y las empresas tienen incluso dificultades para encontrar quien cubra los puestos. En cambio, otras (como la de zapatero remendón, el que se dedica a reparar zapatos, no a venderlos) van desapareciendo.


Otra cuestión que te tienes que plantear sobre todo en profesiones nuevas, es cómo de atractiva resulta la misma. Piensa que si a ti te resulta interesante, por ejemplo, el trabajo de community manager, porque te manejas muy bien en Redes Sociales, va a haber muchas más personas con esta capacidad, a las que les resulta atractivo este puesto. Es decir: hay mucha demanda, cierto (las empresas requieren gente con esta capacidad), pero también mucha oferta (gente que sabe gestionar redes y quiere trabajar en ello).


Hablando en términos de mercado, nos preguntamos ¿hay mucha competencia?


Estas son sólo algunas de las preguntas que te deberías hacer a la hora de plantearte una determinada profesión. Si quieres profundizar más, te aconsejamos que eches un vistazo al contenido que hemos elaborado en Skillsbuild, haciendo click aquí.


¡Recuerda! Para hacer este curso tienes que darte de alta en Skillsbuild. En esta GUIA te indicamos los pasos a dar.