¿Mola enviar curriculums?

¿Puede haber algo más frustrante que enviar tu curriculum a una oferta de trabajo, y que ni te contesten? ¿O, peor, que tengas la entrevista, te digan “ya te llamaremos” y no te llamen?


Pues, seguramente, no.



Mucha gente tira la toalla, o se le hace muy cuesta arriba seguir en el proceso de enviar sus candidaturas. Buscar empleo es un empleo, y puede no ser de los más gratificantes.


Pero, ¿y si pensamos de otra manera? ¿Y si cada curriculum que enviamos nos da una oportunidad de ser conocidos por alguien en una empresa? Si enviamos cuarenta curriculums, son 40 personas más que han oído hablar de nosotros.


Si vamos a una entrevista de trabajo, tenemos la oportunidad de pasar media hora hablando con esa persona. Suele tratarse de alguien muy ocupado, con poco tiempo y muchas cosas en la cabeza, que, sin embargo, ha reservado ese tiempo para que tú le cuentes quién eres, qué sabes hacer, qué piensas del sector y qué mejorarías en su empresa. Y te va a escuchar con mucha atención.


Evidentemente, la finalidad de enviar curriculums es tener una entrevista; y la finalidad de tener una entrevista, conseguir un trabajo pero… ¿Y si empezamos a dar valor en sí mismo al hecho de enviar curriculums o hacer entrevistas, que nos conozcan?


Un experto en recursos humanos nos lo comentaba: tienes que enviar 100 curriculums para tener 10 entrevistas para conseguir un empleo ¿Ves que tiene forma de embudo?


Así que el hecho de enviar 100 curriculums te lleva a ser conocido por 100 personas, de manera superficial aunque sea; y el hecho de tener 10 entrevistas, de ser conocido en profundidad por 10 personas. Que se integran en tu red de conocidos, de eventuales contactos. Que se pueden acordar de ti en otro momento, bien para su empresa, bien para otras empresas.


Piensa: Antes de comenzar a enviar curriculums ¿Cuántas personas te conocían, en el terreno profesional? ¿Cuántas te conocen ahora?


Los vendedores son conscientes de que las ventas funcionan como un embudo.


En una empresa el equipo de ventas sabía que de 30 posibles clientes a los que contactaban por teléfono, uno acababa comprando. Dos vendedores de este equipo enfocaban la cuestión de forma diversa. Uno decía “llevo 25 llamadas, ¡y nada! Esto es desesperante…” y otro “llevo 20 llamadas, y no he conseguido una venta ¡dentro de 10, como máximo, ya habré vendido!”.


En Puentes Global ayudamos a personas que buscan empleo a elaborar su curriculum; a buscar y responder a ofertas; a mejorar su formación para presentar un curriculum más atractivo… Pero sobre todo lo que queremos transmitirles es la necesidad de perseverar, de no desanimarse. Porque si has enviado 80 curriculums y sólo has tenido 8 entrevistas y todavía no has conseguido un puesto de trabajo, estás a 20 curriculums y 2 entrevistas de conseguirlo. Y, sobre todo a darse cuenta del valor que tiene ser cada vez más conocido.


Y es que la búsqueda de empleo se puede plantear como un juego. No es una cosa de risa; encontrar un empleo es algo muy serio pero, ya que lo tienes que hacer, ¿por qué no plantearte que Infojobs o Linkedin es como un videojuego? "Tengo que meter mi información si quiero jugar." ¿Por qué no plantearte retos, como en un juego? "Hoy tengo que conseguir enviar 7 curriculums." ¿Por qué no plantearte metas y ponerte medallas? "¡Llevo ya 50 curriculums enviados y 6 entrevistas!" ¿O buscar superarte? "He tenido tres entrevistas, y he notado cómo en la última he estado menos nervioso que en la primera."


Al final, se trata, como en tantas otras situaciones, de ver la botella medio llena, o medio vacía.