Nadie emprende en el vacío.


En Puentes Global utilizamos mucho esta frase, para indicar que nadie se plantea emprender sin pensar en desarrollar una actividad profesional. El emprendimiento, el montar un negocio es ni más ni menos que una de las dos formas posibles de desarrollar una carrera profesional. La otra es el trabajo por cuenta ajena.


Es decir: si alguien quiere dedicarse a vender zapatos, podrá valorar si abre su propia tienda o si busca empleo en una zapatería. Evidentemente, esta persona valorará pros y contras de una u otra fórmula.


Si un joven que ha acabado la carrera de Derecho quiere ejercer como abogado, podrá buscar trabajo en un bufete o comenzar con el ejercicio de la profesión por su cuenta.


Todos pensamos en que tener tu negocio te permite tomar decisiones sobre el mismo que pueden no estar al alcance de un empleado. Que tener tu propio negocio te da más flexibilidad, porque “eres tu propio jefe” – pero, ojo, porque a veces el jefe más exigente que podemos tener somos nosotros mismos.


A la vez, podemos pensar que trabajar por cuenta ajena, como empleado, es más seguro, en términos tanto de permanencia en el trabajo como de regularidad de los ingresos percibidos mes a mes. Pero, en las actuales circunstancias, y ya desde hace años ¿Quién puede afirmar que esto es del todo cierto?


Por otro lado, hay determinadas profesiones que sólo se pueden ejercer trabajando para otros: nadie ha oído hablar de bomberos autónomos, o de cajeros de banco freelance.


Y, a la vez, hay momentos en una carrera profesional que pueden tener el emprendimiento como única vía posible de desarrollo. Por ejemplo, si un empleado de una empresa piensa en un proyecto que su empresa no le “compra”, pero que él quiere llevarlo a cabo, puede hacerlo por su cuenta, emprendiendo.


En definitiva, en Puentes Global pensamos que antes de pensar en emprender, u optar por el trabajo por cuenta ajena, hay que tener claro la carrera profesional que se quiere iniciar (si se es un joven a punto de entrar en el mercado de trabajo) o cómo se quiere redirigir la misma (si se trata de alguien que ya está en este mercado).


Y, como para tantas otras cosas, conviene tomar decisiones sobre la base de un análisis lo más objetivo posible.


Es por esto que nuestro primer curso sobre emprendimiento en Skillsbuild no trata directamente de emprendimiento, si no que busca guiar al lector, justamente, en la definición (o redefinición, podríamos decir) de un objetivo profesional.


¿En qué consiste el trabajo? ¿Por qué me gusta este trabajo? Y ¿Qué no me gusta de este trabajo?¿Qué hay que saber hacer para ejercer esta profesión? ¿Cuál es la demanda real para este empleo?


Estas y otras preguntas son las que planteamos en este curso. Si estás pensando en emprender o no, si te atrae una determinada profesión y necesitas una guía para aprender más de ella, te aconsejamos que hagas este curso.


¡Recuerda! Para hacer este curso tienes que darte de alta en Skillsbuild. En esta GUIA te indicamos los pasos a dar.