Trabajar para disfrutar

¿Es posible, en la situación en que nos encontramos, ante la precariedad generalizada en el empleo, con los niveles actuales de desempleo, hablar de disfrutar en el trabajo? Trabajar en lo que a uno le gusta ¿Es algo reservado para unos pocos privilegiados? En Puentes Global creemos que no.


Un término relativamente en desuso, cuando hablamos de trabajo, es el de “vocación”. Vocación tiene que ver con llamada, con hacer en la vida - y el trabajo es parte, y muy importante, de esa vida – aquello para lo que uno se sienta más motivado.


¿Qué es lo que pasa para que niños y niñas que con cinco o seis años tienen muy claro que quieren ser dibujantes de cómic, científicas, médicas, profesores o abogados (o youtubers o videogamers) no lleguen a serlo? ¿Y cómo hacen aquellos “afortunados” que logran cumplir ese sueño infantil?


¿Y por qué hay gente que disfruta de manera evidente de su trabajo, mientras que vemos artículos que hablan del altísimo porcentaje de personas insatisfechas con su empleo?

¿Es que disfrutar del trabajo es sólo para una élite? ¿Sólo puede disfrutar de su trabajo quien tiene un alto nivel de estudios y buenos contactos que le llevan a una posición en que gana un gran sueldo y, además, dirige a un equipo de gente?


No vamos a ser ingenuos. En cualquier circunstancia de la vida, como los estudios, la familia, el grupo de amigos o el trabajo vamos a encontrar pros y contras, momentos malos y buenos, alegrías y sinsabores.


Cualquier persona que disfrute de su trabajo se encuentra y tiene claros los contras, los momentos malos y los sinsabores. Pero pone en la balanza su vocación y esos elementos negativos, y ve de qué lado se inclina la balanza.


Pero, ¿tiene sentido estar en un sitio, hacer algo que no quieres hacer? ¿Tiene sentido que el gran peso en el platillo de los contras de la balanza sea “no me gusta mi trabajo”?

¿Por qué en otros ámbitos de la vida seguimos nuestros sueños, pero parece que eso no va con el empleo?


En Puentes Global partimos de una afirmación, cuando hablamos con emprendedores, con estudiantes de FP, con personas que buscan un empleo o que quieren mejorar el que tienen. Un sueño con un plan se convierte en un objetivo. Y los sueños están para recrearse en ellos y suspirar. Los objetivos están para alcanzarlos, y para eso está el plan.


Puentes Global ha colaborado en una iniciativa

de IBM, Skillsbuild. Es una plataforma de formación abierta y gratuita, y hemos elaborado una serie de materiales en los que queremos ayudar las personas a encontrar su trabajo.


Y partimos, justamente, de preguntar a la persona ¿Qué quieres hacer?